TFR FACEBOOK TFR GOOGLE TFR INSTAGRAM
FOTOGRAFÍA PROFESIONAL
CONSEJOS SALUD Y BIENESTAR

Despide el año, dándote las gracias.

No existe mejor forma de comenzar un nuevo año, que agradeciéndote todo lo que has hecho durante éste.

24 de Noviembre de 2017

Parece mentira que hace ya aproximadamente un año, estuvieses pensando mientras comías las uvas, en todos los retos que ibas a proponerte para este curso que ya está finalizando; hacer ejercicio, bajar unos kilos, buscar un nuevo hobby, dejar el tabaco, querer más, o de mejor manera.

Son muchas las promesas que podemos hacernos mientras esperamos esas campanadas que, por arte de magia, nos transportarán a un nuevo momento, en el que para nosotros, refleja la oportunidad de convertirnos en personas más perfectas, o al menos intentarlo. Me gustaría que pensases, por un instante, en esos objetivos que han invadido tu mente a final de año. ¿Los tienes? Ahora, sincérate contigo mismo, y confirma, cuántos de esos retos has conseguido. ¿Quizás uno? ¿Dos? ¿Puede que ninguno? Relájate, porque lo que puede parecerte un fracaso en este momento, es algo normalizado en todos nosotros.

Ante una situación novedosa, en la que se nos permite descubrir, ser ambiciosos, y jugar con la incertidumbre, nos sentimos poderosos, y valientes ante la capacidad de poder organizar y establecer unas pautas de acción, que ahora mismo, no van a verse obstaculizadas por ningún agente externo e incontrolable. Las atribuciones, se definen como aquellas explicaciones que las personas aportamos en base a acciones propias o de otros; y en este caso, atribuimos nuestra capacidad de control, a un ámbito interno, en el que nada fuera de nosotros mismos, puede destruir nuestros planes. Nos encontramos, en la famosa zona de confort, puesto que aunque nuestros retos se atrevan a asomarse al vacío, siguen estando agarrados de nuestra mano.

Después de referirnos a esta situación, puede resultarte “inútil” la idea de proponerte retos de cara al nuevo año, para nada es así. Nuestra capacidad de anticipar, fortalece el entrenamiento de la organización y la puesta en marcha de mecanismos que activan y refuerzan nuestras aptitudes, haciendo más sencillo el camino hacia nuestra cima.

Pero me gustaría que recapacitases un momento en tu yo del presente, ese que está sentado en la silla, alrededor de toda su familia o amigos, vestido elegante para la ocasión, y con una gran sonrisa. Esa persona, es la que se ha encargado de trabajar no en tu futuro, si no en tu pasado, y en tu presente; esa que ha luchado contra todos esos obstáculos que al comienzo del año, nadie veía, y a pesar de todo, sigue con una gran sonrisa en el rostro, esperando a que cuando suenen las campanadas, tenga aún más motivos para seguir adelante.

Frena todos tus pensamientos que se encaminan hacia nuevos retos, y dedica un momento también, a darte las gracias. Agradécete ser lo que eres, haber conseguido todo lo que has alcanzado este año; mira a tu alrededor, y piensa en todo lo que has tenido la oportunidad de vivir con todas esas personas; da las gracias a tu fortaleza, a todo el aprendizaje que has obtenido por el camino; valora esos obstáculos, que te han hecho detenerte y mirar desde varias perspectivas los problemas, para poner en marcha solucione.

Porque igual que nuestras metas tienen un espacio en nuestro interior, también hay sitio para reconocer nuestros méritos. Solo de esa forma, conseguiremos afrontar nuestros retos con fuerza y energía.

Deja que la causa de la última sonrisa del año, seas tú mism@.

Por: Sandra Labajos.

24|11|2017

TFR FOTOGRAFIA MODA

TFR MODA NEWSLETTER

He leido y acepto las Condiciones de uso así como la Politica de protección de datos.

SOMOS SOCIABLES

TAGS

NAVIDAD, FIN DE AÑO, OBJETIVOS, CONSEJOS PSICOLOGÍA, CONSEJOS SALUD Y BIENESTAR, TFR MODA, THE FASHION ROUTE MAGAZINE.

TE PUEDE INTERESAR